El proceso de diseño que utilizo

Nacho Jacquot - Diseñador UX freelance

1# Empatía -  Comprender las necesidades del usuario

empatia

Para empezar, tenemos que obtener una comprensión empática del problema que estamos tratando de resolver. Esto generalmente se logra a través de la investigación del usuario, trabajando con ellos para identificar los requisitos que deben ser abordados.

La empatía es fundamental para un proceso de diseño centrado en el usuario, porque nos permite dejar de lado nuestras propias suposiciones para intentar ponernos en la piel del usuario y tener una visión lo más real posible, con sus frustraciones, esperanzas, miedos y limitaciones. Pero también con sus razonamientos, necesidades y objetivos.

En esta primera etapa, puede ser muy beneficioso para nuestra investigación realizar encuestas, entrevistas, talleres y cualquier otro tipo de técnica que nos permita obtener información relevante que nos ayude en la comprensión empática.

2# Definición— Poner por escrito los problemas y necesidades del usuario

definicion

Es hora de procesar los datos recopilados durante la primera etapa, de analizar nuestras observaciones y sintetizarlas definiendo los problemas centrales que hemos identificado. Estas definiciones se denominan declaración de problemas.

Podemos producir materiales que ayudarán a delinear el proyecto. Extraer información, encontrar afinidades entre tareas, identificar los principales perfiles de usuario para crear personas o avatares, mapas del sitio, inventarios de contenido, flujos de pantalla, modelos de navegación, flujos de tareas, recorridos de usuario y escenarios. Todos estos artefactos nos ayudarán a mantener nuestros esfuerzos centrados en el usuario antes de proceder a la ideación.

Con esta investigación en la mano, definiremos el problema que estamos tratando de resolver y estableceremos una hipótesis.

3# Ideación: Desafiar suposiciones y generar ideas

ideacion

En esta etapa ya podemos empezar a generar ideas, los conocimientos adquiridos durante las dos fases anteriores nos dan la base para empezar a «pensar fuera de la caja», buscando formas alternativas de ver las cosas e identificando oportunidades y soluciones innovadoras. Técnicas como el brainstorming son particularmente útiles en esta etapa para explorar muchas soluciones posibles de una manera espontánea, fluida y «no lineal».

4# Prototipado: Empezar a crear soluciones

prototipado

Entramos en una fase experimental en la que podemos probar o validar ideas, suposiciones y otros aspectos de la conceptualización, de modo que los diseñadores involucrados podamos empezar a realizar los ajustes necesarios o los posibles cambios de dirección.

El objetivo es identificar la mejor solución posible para cada problema encontrado.

Esto se puede hacer usando simples prototipos de papel, produciendo algunas versiones económicas y reducidas del producto (o características específicas que se encuentran dentro del producto) para testear las ideas que hemos generado.

Usando estos prototipos probamos nuestras suposiciones, comparándolas con nuestra hipótesis.

5# Testeo: Probar soluciones e iterar

testeo

Aunque estamos en la fase final, hay que probar los prototipos de manera rigurosa. El pensamiento de diseño es iterativo, por lo que a menudo, los resultados de los tests se usan para redefinir uno o más problemas adicionales. Por este motivo, a menudo hay que volver a las etapas anteriores para hacer nuevas iteraciones, alteraciones o refinados para buscar o descartar soluciones alternativas.

En cada bucle del proceso, aumenta la fidelidad de los prototipos. Cuanto antes podamos identificar y solucionar problemas durante el proceso, más fácil y menos costoso será realizar los cambios y ajustes.

Cuanto más avanzamos en el proceso, a medida que aumenta el nivel de fidelidad de lo que estamos construyendo, más caro resulta realizar esos cambios. Por eso es tan importante la creación de prototipos lo más pronto posible.

Las sesiones de testeo proporcionan nueva información y se repiten hasta que se obtiene un «Producto Mínimamente Viable» (MVP).

Por último, se crean las especificaciones y los wireframes se convierten en una solución de diseño completa. El diseño se evalúa con las partes interesadas para obtener comentarios y opiniones. 

Para concluir, debemos entender que cada proyecto es diferente, estos pasos detallados son procesos que contribuyen a todo el proyecto de diseño, pero su conjunto no es una estructura de pasos secuenciales que se pueda ejecutar en todos los casos.

El objetivo principal de cada proyecto es obtener el conocimiento más profundo de los usuarios y averiguar cuál sería su solución o producto ideal.

Ponte en contacto

© Copyright 2020   |   Nacho Jacquot – Diseñador UX/UI Freelance – Diseño de Producto  – Todos los derechos reservados